Las 7R’s Sin Desperdicios

Todos tenemos grabado en la cabeza y en reproducción automática las 3 famosas R’s: Reducir, Reutilizar y reciclar. Pero creo que hoy en día se necesita mucho más que esto para mejorar nuestra calidad de vida y hacer algo bueno por el planeta.


Las clásicas: 

Reduce: Con esta palabra llega a mi mente la típica imagen de la fuga de agua y una persona lavándose los dientes con un vaso para no desperdiciarla, porque así me lo enseñaron a mi “gota a gota el agua se agota” y es verdad. Pero reducir es una palabra que abarca mucho más que el agua o ahorrar energía “apagando las luces y desconectando los aparatos electrónicos” así que te propongo verlo así:

REDUCIR = USAR SOLAMENTE LO NECESARIO

¿Cuánta agua necesitas para bañarte? ¿Es necesario utilizar la bañera o una ducha es suficiente para limpiar tu cuerpo? Reducir la cantidad de plásticos, químicos dañinos para el medio ambiente, la cantidad de carnes rojas y el uso del automóvil entran en esta categoría. Es una acción que disminuye la cantidad de desperdicios, es la primera y más importante. 

Reutiliza: Hablamos de reutilizar cuando le damos un segundo uso a algún objeto sin que haya una transformación física o química en el proceso, por ejemplo cuando escribes en la parte posterior de una hoja impresa o rellenas la botella de agua que compraste días antes. Estos detalles diarios hacen que en lugar de generar basura, aproveches todo lo que tines a tu alcance.  

Recicla: En este proceso ya interviene una transformación del elemento que quieras volver a usar, como cuando envuelves regalos con papel periódico o haces un embudo cortando una botella de plástico, sin embargo igual cuenta separar y limpiar la basura antes de tirarla, pues esto facilita la recolección y hace apto el material para ser reciclado. 


Las R’s Zero Waste:  

Bea Johnson, fundadora de este estilo de vida, agregó 2R’s a la lista, afirmando que son fundamentales para una vida más sustentable:

Rechaza: Esta R aplica principalmente a los desperdicios que generas en la calle, como cuando vas a un restaurante y te dan un popote o te ofrecen una bolsa de plástico que no necesitas. Pero igual aplica con folletos o artículos publicitarios como plumas o cosas que las empresas te pueden regalar y NO NECESITAS. Si rechazamos, las compañías dejarán de producirlos y encontrarán alternativas más sustentables. 

Rot/Composta: Para esta palabra no encontré una traducción al español que comience con la letra ‘R’, pero Bea Johnson se refiere a regresar a la tierra los productos orgánicos para convertirlos en abono y puedan ser útiles. El hacer composta en tu casa es una forma de asegurarte de que tus restos orgánicos si regresan a la tierra y no están contaminando basura inorgánica. Haz click aquí para ver la alternativa que mejor me ha funcionado. 


Las R’s Sin Desperdicios: 

Estas son otras acciones fáciles de hacer que ayudan a disminuir los desperdicios que hacemos en nuestro bello planeta:

Reparar: ¿Cuántas cosas tiramos a la basura porque “ya no sirven”? ¿Cuánta ropa y zapatos tienes acumulada en tu vestidor porque se rompió o dañó y ya no la quieres usar? La solución perfecta es repararla. Si tienes algo que puedes reparar tú mismo o contratar a alguien para hacerlo, no lo desheches! porque no solamente ayudas al planeta, sino que ahorras dinero. 

Regalar o Revender: Las cosas que tienes en casa sin usar también son un desperdicio! De vez en cuando haz una limpieza de tus cosas y separa lo que necesitas y lo que no, lo que usas y lo que ya no. Luego tu decides si quieres regalarlo, donarlo o venderlo para recuperar un poco del dinero invertido. Dentro de esta R igual aplica ser tú el consumidor y comprar cosas usadas si necesitas algo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *