Lunes SIN Carne

Personas de todo el mundo se unen para dejar de comer carne una vez a la semana gracias a una campaña mundial llamada: MeatlessMonday.

Seguramente conoces a alguna persona vegetariana o vegana que ha dejado de comer productos de origen animal por el maltrato inhumano que se les da a estos seres vivos que son vistos solamente como objetos o productos. Sin embargo, hay muchísimas otras razones más por las que deberíamos controlar el consumo de carnes dentro de nuestra dieta:

  • Alimentarse de carne genera muchos desperdicios: La ganadería no es la forma de alimentarse más sustentable ya que se necesitan entre 15 y 20 kilos de cereales y 15,000 litros de agua para producir solamente 1 kilo de carne. 

Un kilo de carne alimenta a 4 o 5 personas; y si se utilizaran los 15 kilos de cereales para que lo consumieran personas en lugar de “engordar a las vacas” podrían ser alimentados 200 seres humanos de forma más saludable y sostenible.

Y hablando de salud:

  • Cada día sin carne de una semana disminuye en un 4,5% las posibilidades de sufrir enfermedades del corazón.

Es como si te tomaras un día “detox” de para el cuerpo, facilitándole el proceso de digestión.

Mejoras tu vida y salvas otras:

  • Cada vegetariano salva 95 vidas cada año, mientras que una persona que se suma a los Lunes Sin Carne salva 14 animales en 12 meses.

Si eres amante de los animales y de la carne, aquí tienes una alternativa. Disminuir lo más posible el consumo de carnes rojas e informarte del origen de la comida en tu platillo pueden hacer la diferencia. Existe la ganadería orgánica o el libre pastoreo que benefician la alimentación o calidad de vida de los animales, proporcionándote como consecuencia nutrientes de mejor calidad. 

Y finalmente, es un bien para todos:

  • En un sólo Lunes Sin Carne puedes ahorrar el agua suficiente para 16  duchas
  • Al dejar de comer carne una vez a la semana, reduces 12% la huella de carbono que produces en el mundo.

Recuerda que el carbono es el gas que produce el efecto invernadero y acelera el calentamiento global; o en otras palabras: que mueras de calor y el clima esté loco de remate.

A esta campaña mundial sin fines de lucro se han sumado diferentes famosos, restaurantes y empresas. No importa si es lunes, martes o jueves; si decides hacerlo por los animales, las personas, el planeta o tu salud, este cambio es para bien y ganamos TODOS.

 

¿Te atreves a tener un lunes diferente?

 

3 opiniones en “Lunes SIN Carne”

Letizia Romero

Me agrada la idea de intentarlo y lograrlo, de conocer acciones que influyen en la salud personal e impactan a nuestro mundo.
Y el cerrar el artículo con una pregunta, ¿te atreves a tener un lunes diferente? te genera mayor consciencia y anima a cumplir el reto.

Rebeca Martínez Tirado

Y martes también!

lina lanz

y miércoles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *