Categorías: Sin desperdicios

Tener un estilo de vida sin desperdicios no sucede de la noche a la mañana. Es un proceso en el que hay que tener paciencia y más vale ir lento pero seguro. Si no sabes por donde empezar o quieres reducir poco a poco la cantidad de basura que generas, sugiero que te guíes de estas categorías:

#1 – Adios plástico: Es un material que tarda muchos años en degradarse y se encuentra en productos desechables que fácilmente podemos sustituir. Una persona en el nivel uno “sin desperdicios” renuncia a el. Cuando hace compras, elige productos de vidrio, metal o cartón antes de plástico, lleva sus bolsas de tela para guardar las compras. “sin popote” y “sin bolsita, por favor” son sus frases más frecuentes.

#2 – Reusar desperdicios: Las personas que forman parte del segundo nivel realizan todo lo del primero ademas de sustituir servilletas y pañuelos desechables por unos de tela reusables. Deposita la basura en papel periódico o reutilizando algún contenedor y prefiere preparar algunos productos con ingredientes que no dañan al medio ambiente ni generan basura, antes de comprar alguno que sea lo contrario. Repara, recicla y reutiliza.

#3 – Menos desperdicios: Hacer lo correspondiente de las categorías anteriores y sustituir el 50% de los productos industrializados por cosas hechas es casa o compradas a granel que no dañen al planeta. Lleva consigo popotes, termos o contenedores en caso de ser necesarios, porque evitará en medida de lo posible no generar basura. Repara, reutiliza y regala lo que no aprovecha. Es consciente de que no necesita comprar tantas cosas.

#4 – Pocos desperdicios: Si te encuentras en este nivel, probablemente te darás cuenta de que ya has reducido en gran medida tus desperdicios inorgánicos, pero tienes muchos orgánicos. ¿Y si los reciclamos? Hay un método llamado composta para hacerlo. Si ya eres generoso con el planeta, por qué no con las personas: regala las cosas que no necesitas y cuida las que si. Los que se encuentran en este nivel compran mejor, esto significa que son productos de mayor calidad que durarán mas tiempo y el proceso no afecta tanto al planeta. El 80% de tus productos de limpieza, higiene personal y alimentos deben ser hechos por tí o comprados a granel para disminuir el impacto ambiental.

#5 – Sin desperdicios: Seguramente estás disfrutando plenamente de las ventajas que tiene este estilo de vida. Recuerda que “cero no es cero” y que de alguna forma siempre habrá impacto en el planeta, pero tu aportación es grande. Tienes un estilo de vida minimalista y zero waste, en el que le dijiste adiós al consumismo y la contaminación. Siéntete orgulloso, comparte tus ideas y sigue encontrando nuevas alternativas sustentables.

Recuerda que no te debes presionar, el secreto es ir paso a paso y disfrutar el camino. Puedes modificar estas categorías agregando hábitos de niveles mayores. El punto es hacer un cambio y no te sientas mal por los desperdicios generados anteriormente, lo importante es lo que pase a partir de HOY.