RECICLA LO ORGÁNICO

Al renunciar al plástico y otros materiales que tardan años en biodegradarse, te darás cuenta de que aumentarás el número de consumo de productos naturales.

¿Sabías que igual puedes aprovecharlos para que no sean desperdiciados?

La composta es el proceso natural de descomposición de productos orgánicos que sirve para abonar la tierra.

Puedes hacer tu propia composta en cualquier contenedor de cristal, madera e incluso en una bolsa de plástico. De preferencia que sea reciclada y que la reúses.

3 sencillos pasos para reducir desperdicios orgánicos:

  1. Pon una capa de hojas secas para que tu mezcla se oxigene
  2. Pon tus productos biodegradables como: cascaras de frutas y verduras, restos de café, cartón, cascara de huevo e incluso cabello humano y animal.
  3. Alterna estos productos con algunas capas de tierra, mézclalo cada tres días y mantenlo húmedo.

Y en aproximadamente 3 semanas, podrás utilizar la composta en tus plantas.

Nota: según wikihow, nunca debes abonar: carne y trozos de carne, huesos, pescado y huesos de pescado, fibras de plástico o sintéticos, aceite o grasa; heces de mascotas o humanos, malezas que se han ido a las semillas, plantas enfermas, pañales desechables , papel brillante o revistas, ceniza de carbón y hulla, y arena para gatos. Coloca estos elementos en el bote de basura normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *