15 tips para reducir tus desperdicios

Por: Gracia García

Creo que todos estamos conscientes, porque nos lo han enseñado o nos hemos dado cuenta -como es inevitable- que existe el cambio climático, y que estamos en una carrera contra el tiempo para salvar al medio ambiente, sin embargo, muchas veces nos sentimos impotentes ante esto, porque pensamos que hacer cambios para vivir más ecológicamente requieren mucho tiempo o mucho dinero pero déjame decirte que eso no es cierto, existen muchas maneras muy simples y que no requieren nada de tiempo de arreglar esto, a continuación enlisto 15 formas de reducir tus desperdicios:

1.- Rechaza los popotes

Se estima que cada uno de nosotros utiliza unos 38,000 popotes al año, cada uno de éstos tarda alrededor de 20 años en desintegrarse y perjudican terriblemente la vida marina. Antes de que te pregunten si lo quieres o no, avísale al mesero que tu bebida sin popote.

2.- Utiliza tus propias bolsas reusables cuando vayas al supermercado

Seguramente no necesitas 10 bolsas semanales en tu casa de cada vez que vas al supermercado, y seguramente no las logras reutilizar en su totalidad, a lo mejor terminan llegando a la basura y contaminando el medio ambiente, es mucho más fácil llevar tus propias bolsas de tela reutilizables y deshacerte del estorbo de las bolsas, si temes olvidarlas y tiene coche, te recomiendo mantenerlas ahí para que nunca se te olviden.

3.- Cierra la llave

Probablemente tu mamá ya te regaño por dejar la llave del lavabo mucho tiempo, y la verdad es que tiene razón, sólo esa llave gasta 3 galones de agua en un minuto, así que no te cuesta nada cerrarla mientras te lavas los dientes o te rasuras. Lo mismo aplica para la ducha, cierra la llave mientras te enjabonas o masajeas el cabello y ahorraras muchos galones de agua.

4.- Cambia tus focos y todos tus electrodomésticos por opciones ahorradoras de energía

Además de ayudar al medio ambiente ayudarás a tu economía, los focos tradicionales no sólo tienen un tiempo de vida más corto, sino que consumen mucha más corriente, así que procura que todos los focos de tu casa sean ahorradores y notarás la diferencia en tu recibo de luz. Lo mismo va con los electrodomésticos, no te estoy diciendo que botes los que ya tienes si están en buen estado, pero los aparatos viejos o en mal estado usualmente consumen más de lo debido, así que cuando su vida llegue a su fin, invierte en opciones más ecológicas, ah, y no botes los viejos a la basura, busca algún lugar donde los reciclen, incluso si es una chatarrería.

5.- Cambia los chicles por mentitas

Puede parecer un poco extremo, pero a pesar de todos los beneficios anti-estrés que tienen los chicles, botar uno a la basura equivale a botar plástico, así que, si tienes ansiedad, cómprate unas mentitas, tus dientes y el planeta te lo agradecerán.

6.- Prefiere lo local

Consumir local significa que los productos están más frescos, no se gastó tanta gasolina para llegar al punto de venta, y más importante estás ayudando a las personas de tu comunidad, así que ir al mercado de tu ciudad o una verdulería independiente es un pequeño cambio que ayuda a muchos.

7.- Deja de comprar botellas plásticas y consíguete un termo

Por más que últimamente se jacten de hacer botellas más ecológicas y con menos plástico, sigue siendo plástico y nada va a vencer a un termo que puedes utilizar y lavar miles de veces, así que no te cuesta nada, comprar uno y llevarlo a tu escuela o trabajo para no gastar tantos vasos de papel.

8.- Revisa bien tus productos de belleza e higiene

Muchos de estos tienen microplásticos como el ftalato, polietileno o polipropileno que matan millones de peces al año. Son esas pequeñas bolitas que ves usualmente en la pasta de dientes, gel antibacterial y exfoliantes, así que la próxima vez, lee bien la etiqueta y evítalos.

9.- Dale chance a la copa menstrual

Al principio estaba un poco escéptica sobre ella, pues no sabía mucho sobre la higiene de la misma, pero cuando me informé me di cuenta que en la copa menstrual reside el futuro de las mujeres, te ahorras una cantidad exagerada de dinero al año, dejas de contaminar con tantas toallas sanitarios o tampones y lo mejor de todo, está comprobado que reducen los cólicos menstruales, súmate al cambio.

10.- Regala macetitas en lugar de ramos

¿Y si en lugar de regalar algo que ya pereció regalaras algo que vivirá por mucho tiempo? Qué mejor manera que regalando flores, en su macetita, para que esa persona te recuerde y la cuide, mejorarás la calidad del aire de su casa y salvaras muchas plantas de llegar al fin de su vida.

11.- Tuppers > Bolsas Ziploc

Sí, las bolsas Ziploc son reusables, pero por una cantidad limitada de veces, a diferencia de los tuppers, en los cuales casi siempre es hasta más fácil guardar las cosas y duran por muchos años, además, son mucho más prácticos para organizar tu refri.

12.- Regresa a los pañuelos y servilletas de tela

Tus abuelitos estaban en lo correcto cuando decían que un caballero tenía que usar siempre pañuelo, pero la verdad es que las mujeres también deberíamos usarlos, si tiene problemas de piel sebosa o sudas mucho, es preferible que cargues tu pañuelo a usar kleenex y gastar grandes cantidades de papel, lo mismo va con las servilletas. Te imaginas la cantidad de papel que nos ahorraríamos si no utilizáramos servilletas desechables y simplemente las laváramos constantemente.

13.- Pide tu facturación en línea y rechaza los recibos que no te sirvan

Si es posible, factura en línea y evita la impresión de tanto papel, y cuando se trate de compras menos importantes, solicita que no impriman la nota, pues el papel de estas tiene partículas de plástico lo que hace que estas inofensivas notitas se vuelvan un gran contaminante.

14.- Cuando pidas a domicilio, pide sin cubiertos desechables.

Es imposible evitar los envases plásticos al pedir a domicilio, pero si puede reducir su cantidad al pedir que no te lleven los cubiertos, no cuesta nada lavar un par de cubiertos y al igual que los popotes, este pequeño cambio reduce la huella de carbono que dejas en el planeta por mucho.

15.- No tires tus aparatos electrónicos a la basura

Seguramente en tu oficina o escuela exista algún deposito especial para baterías usadas, procura depositarlas siempre que puedas, y no has visto algo así en tu entorno, sugiérelo. Otra opción es juntarte con un grupo de amigos y juntar sus desechos electrónicos para hacer un solo viaje al centro de desecho de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *